Las dictaduras invisibles de la estética

Mens sana in corpore…¡Ni tan mal!
Ana Belén Rivero
Autoeditado. 2016

Estic estupenda
Raquel Gu
Angle Editorial 2017

La belleza y la juventud son los dos pilares más idealizados y a la vez aceptados de esa dictadura invisible de la estética que domina las relaciones sociales del primer mundo. La publicidad, el cine, la televisión, la cultura de masas saturan el imaginario de nuestras sociedades con relatos que relacionan ambos conceptos con la riqueza, el lujo, la comodidad, la conquista sexual… En ellos ese dúo  promete la gloria del triunfo individual a los que lo posean, y así consiguen el sometimiento de grandes sectores sociales a sus normas, a sus dictados. Mens sana in corpore ni tan mal  y Estic estupenda son dos libros que llevan la contraria a esa hegemonía cultural, que levantan pequeñas trincheras desde donde resistir la tremenda presión ambiental.

Bajo el dominio de la belleza
El primero de ellos, dibujado y escrito por Ana Belén Ribero, es una esplendida concreción del humor gráfico pedagógico y de combate, en este caso contra la invsión de los cuerpos perfectos. Es una obra que en la línea de los trabajos de Rius y Nuria Pompeia analiza, denuncia y nos invita a la risa y a la sonrisa por medio de la imagen dibujada y de la relación de ésta con la palabra. Este grito de rebeldía, pero lleno de sensatez,  contra el capitalismo de la belleza se expresa por medio de un dibujo suelto cálido, próximo  y de unas palabras directas, irónicas… Es una síntesis combativa y a la vez divertida, epicúrea, que disimula la seriedad de lo que plantea detrás de la distorsión de la caricatura. 

 Mens sana in corpore ni tan mal debería ser de lectura obligada en las escuelas e institutos como forma de neutralizar ese peligroso convencimiento de que tu cuerpo te define. La belleza, en realidad un concepto ideal de la misma impuesto culturalmente, parece condicionar nuestra capacidad de ser feliz.  Y es que los baremos que establecen que es, o debe ser,  la belleza, marcan con ello los grados de aceptación o de rechazo a tu cuerpo, es decir el porcentaje de probabilidades de éxito o fracaso social. En sus páginas comprobamos como se ha mercantilizado el cuerpo de la mujer por una sistema económico que, más interesado en estimular el consumismo que en la salud, genera propuestas contradictorias pero sumamente rentables. Sus viñetas desmontan los mecanismos concretos a través de los que se nos propone entrar en el molde de belleza normativo: esencialmente dietas y ejercicio de todo tipo, pero siempre buen negocio. Repaso crítico que nos advierte de que no es cierto que belleza y salud vayan de la mano y que es mejor tener una mens sana in corpore ni tan mal.
Mirando hacia adelante sin ira
Estic estupenda de Raquel Gu es un manual de supervivencia para sobrellevar los cuarenta si eres mujer del primer mundo o de un país del norte del sur de Europa. 

Los  cuarenta es una especie de frontera, informal pero bastante aceptada, entre la juventud, prorrogas incluidas, y la madurez o sea la larga decadencia física. Es un tiempo en el que hay que enfrentarse al hecho de dejar de pertenecer al sector generacional más prestigiado. Situada en esa encrucijada, la autora propone la desobediencia tranquila como alternativa. Disfrutar del desacato a las normas impuestas en la forma de vestir y en la comida; olvidarse de los tratamientos estéticos. Instalarse en la aceptación de los cambios, apreciar las ventajas del envejecimiento natural, aceptar sus inconveniente, administrar el tiempo con voluntad de hacerlo durar, sin necesidad de apurarlo hasta el último minuto … Es un pequeño manifiesto vitalista que reclama el derecho a reírse de uno mismo, que nos transmite una mirada tierna, de suave ironía sobre las contradicciones tanto de Raquel como de su universo relacional. Relativizar y desmitificar son dos verbos muy conjugados en sus mini-historias, en las que los pequeños detalles contienen modestas pero jugosas reflexiones. Es un relato en primera persona, próximo a la autobiografía, que recrea con la honestidad de la sinceridad una serie de momentos significativos de esa etapa crítica. Instantáneas realizadas con un dibujo cálido, que recrea con elegancia sensual la gracia de los cuerpos imperfectos, transmite empatía y da credibilidad al mensaje.
Curiosamente, los dos momentos narrativos más originales y sugerentes recrean experiencias conflictivas o dolorosas como el de las conversaciones que van directas al precipicio o la secuencia dedicada a las situaciones que pueden hundirte.
Pepe Gálvez
image_print
Comparteix.

Comentaris tancats.

Etiquetes:

Categories: CCOOmics

Link de la imatge:

Enllaç curt:

Ús de galetes

Aquest lloc web empra galetes per a una millor experiència d'usuari. Accedeix a l'enllaç de política de cookies per a més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies